Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Hazte fan de nuestra página en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en YouTube

NOTICIAS

El refugiado no es una amenaza, sino el amenazado

Sin comentarios Compartir en Facebook Compartir en Twitter

10/09/2015 Más de 400.000 personas han solicitado asilo en los países europeos durante 2015, la mayoría de ellas procedentes de países como Siria, Libia, Eritrea o Afganistán donde persisten desde hace meses o años conflictos armados violentos.

Según María Jesús Vega, portavoz y responsable de comunicación de ACNUR, nos encontramos ante "un nivel de desplazamiento a escala sin precedentes en los últimos cinco años", con una cifra de solicitudes de asilo "cuatro veces mayor que cuatro años atrás", un aumento que, afirmó, "no va a parar". El conflicto en Siria, que cuenta ya con 12 millones de desplazados, está suponiendo "la peor crisis humanitaria después de la Segunda Guerra Mundial" –suponen el 53% de las 380.000 personas que han llegado a Europa en el primer semestre de 2105-, pero también se unen a ellos los "tres millones de desplazados iraquíes, desplazados afganos, o eritreos…, personas que huyen de la guerra, y que en caso de ser devueltas su vida correría peligro". "Un refugiado no es una amenaza, sino el amenazado", y debemos "sensibilizar sobre ello, y sobre lo que pasa al otro lado de nuestras fronteras". Así lo afirmó en el Foro Servimedia-Comunicación celebrado hoy en Madrid y que, moderado por Arturo San Román, director de Comunicación de Servimedia, ha contado con la participación de ACNUR, Accem (EAPN-España), Médicos Sin Fronteras, la Universidad Pontificia de Comillas y el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM).

La respuesta de Europa, afirmó Vega, "ha fallado", ya que "hasta que esta crisis ha pasado a ser un tema prioritario han hecho falta muchos muertos, mucha presión de organismos internacionales y nacionales, de los medios de comunicación, de líderes de opinión y de la opinión pública" que como hemos visto "que ofrece soluciones y se manifiesta a favor de que se aborde la situación". Asistimos, según la portavoz de ACNUR, a una situación de "desbordamiento de los países receptores, que no están recibiendo el apoyo que necesitan". "Los sistemas están colapsados, el agua escasea, y no damos abasto para atender a todos".

"Estamos desbordados" fue la definición de la responsable de Operaciones de Médicos sin Fronteras para el Mediterráneo, Paula Farias, con respecto a la situación actual. La falta de alternativas legales y seguras para llegar a Europa, afirmó, "está forzando a cientos de miles de personas a jugarse, y perder en muchas ocasiones, la vida". Según Farias, "el 80% de las personas que han llegado a Europa en los últimos meses cumplían la condición de poder ser solicitante de asilo, son personas extremadamente vulnerables que tienen en común que están huyendo de la violencia, que huyen de países con una guerra declarada, y que tienen derecho a refugio". Por ello, desde la organización se reclama que "se establezcan vías legales y seguras en el Mediterráneo, que la Unión Europea reenfoque sus operaciones y que se apoye a los países receptores", principalmente a Grecia e Italia, que se encuentran en "condiciones indignas de acogida por una falta de recursos absoluta".

María Tejada, responsable de comunicación de Accem, insistió en este aspecto afirmando que "tenemos capacidad suficiente para aumentar el número de personas acogidas en España", económica y organizacionalmente, y que es importante por ello "que se perciba que el refugiado no es una carga, sino el reconocimiento de un derecho a la protección". El refugiado, prosiguió, no sólo está dispuesto, sino que "quiere salir adelante, retomar su vida y, en muchas ocasiones, regresar a su país si puede". Según Tejada, disponemos de un buen sistema de acogida que, aún con carencias, está "orientado a la integración". Así, a pesar de buscar en primera instancia cubrir las necesidades básicas de alojamiento, salud y manutención, "no se trata de un sistema asistencialista, sino que trabaja en itinerarios para hacer a los refugiados autónomos en el menor tiempo posible".

Marcelo Belgrano, coordinador del Aula de Migración del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, resaltó durante su intervención que "no estamos ante inmigrantes económicos, sino ante personas perseguidas a las que los países se han comprometido a brindar protección". Es importante, afirmó, "distinguir claramente entre inmigrantes, desplazados y refugiados" y aclarar que "no hablamos de caridad sino de su derecho a ser reconocidos como refugiados". Alberto Ares, investigador de la Cátedra de Migraciones Internacionales y Cooperación al Desarrollo de la Universidad Pontificia de Comillas, y responsable en España de las Instituciones Sociales Jesuitas, afirmó que es necesaria una "reflexión seria de las causas" de la situación actual, que nos lleve a "seguir invirtiendo en cooperación internacional y establecer políticas coherentes con la apuesta por desarrollo y la paz".

Mejora del sistema de asilo

Los participantes coincidieron en la necesaria mejora del sistema de asilo español, que, tal como afirmó María Jesús Vega, "cuenta con importantes demoras y tiene una de las cuotas de concesión de asilo más bajas de Europa". Por ello, y aunque se han puesto en marcha diversas medidas a nivel europeo en los últimos meses, como el refuerzo de sistemas de rescate marítimo o medidas de reasentamiento y redistribución de refugiados, "necesitamos poner en marcha un sistema de coordinación permanente, con medios suficientes", afirmó.

En los últimos meses, según afirmó la responsable de comunicación de ACNUR, ha habido "un importante incremento de solicitudes de asilo, pero no así de recursos ni plazas", lo que genera indudablemente un "cuello de botella, que genera importantes demoras en la resolución de las peticiones de asilo (mientras la ley marca entre tres y seis meses de plazo para la resolución, en la práctica se llega hasta 1 y 2 años de espera).

COMENTARIOS ()

volver

buscador noticias

DESDE

Abrir calendario

HASTA

Abrir calendario

CONTENIDO

buscar
ver todo

agenda

SEPTIEMBRE 2016

L

M

M

J

V

S

D

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

boletín digital

EAPN España  ·  c/ Tribulete, 18 28012 Madrid  ·  Tel: 91 786 04 11  ·  E-mail: eapn@eapn.es