Visita nuestra página de Facebook
Visita nuestro perfil de Twitter
Visita nuestro Instagram
Visita nuestro canal de YouTube

¡Haz tu donación contra la pobreza!

INFÓRMATE

NOTICIAS

CRISIS HUMANITARIA

Más de 50 entidades sociales exigen a la UE una política migratoria que proteja los derechos humanos

Las entidades firmantes reivindican una gobernanza migratoria respetuosa con los derechos humanos y que garantice la movilidad humana ante la "dramática" situación de miles de personas que mueren en el mar y frente al "auge del populismo xenófobo

29/08/2019 | EAPN

Más de 50 entidades sociales de España han exigido a la Unión Europea una política migratoria que respete los derechos humanos y que garantice la movilidad humana, ante la "dramática" situación de miles de personas que mueren en el mar y frente al "auge del populismo xenófobo".

"Las entidades firmantes, ante esta situación, que no se trata de un hecho novedoso, y al auge e influencia del populismo xenófobo queremos apelar a la responsabilidad y solidaridad de los Estados para que promuevan una política migratoria que proteja los derechos humanos y libertades fundamentales en materia de asistencia y acogida, que combata las causas reales de las migraciones y construya convivencia", subrayan en un comunicado.

Según señalan las organizaciones, en el primer semestre del año 2019 más de 800 personas han perdido la vida en el Mediterráneo, siendo el de menor intentos de cruzarlo en los últimos tres años. Por lo tanto, las entidades precisan que "no hay una crisis de llegadas como auguran sino una crisis de muertes y omisión de socorro".

La respuesta por parte de los Estados miembros a las corrientes migratorias, ha sido hasta ahora, según puntualizan, "aumentar progresivamente los obstáculos a la movilidad con políticas de represión y disuasión que ponen el foco en la seguridad de las fronteras y no en dar trato humano a los migrantes y proteger sus derechos". "Las actuales políticas migratorias de los países europeos son un claro ejemplo al tener como principales pilares la militarización, la disuasión y la externalización del control de las fronteras", subrayan.

En concreto, denuncian algunas acciones de esta "táctica de amenaza" como: "la eliminación de misiones de búsqueda y rescate de personas en el mar, la criminalización de la solidaridad, el cierre de los puertos a las embarcaciones que salvan vidas en el mar, la brutalidad policial en las fronteras, el pago de millones de euros a países como Libia, Turquía o Marruecos para que bloqueen en sus fronteras a las personas migrantes".

"El rescate de personas en el mar es una labor imprescindible, e indigna la omisión al socorro por parte de la Unión Europea, dejando morir a cientos de personas que intentan cruzar el Mediterráneo. Los Estados han de garantizar la ayuda a cualquier persona en peligro en el mar, sin distinguir por razones de la nacionalidad, el estatus particular del individuo o las circunstancias en las que se encuentra", advierten.

Las entidades consideran esta actitud de los Estados como un "grave incumplimiento de las obligaciones internacionales" con relación a proporcionar socorro y ayuda humanitaria. Ante esta situación, destacan el "encomiable" trabajo de las ONG y critican que se las "criminalice o persiga".

BUSCAR