Visita nuestra página de Facebook
Visita nuestro perfil de Twitter
Visita nuestro Instagram
Visita nuestro canal de YouTube

¡Haz tu donación contra la pobreza!

INFÓRMATE

NOTICIAS

Entrevistas EAPN

"Nos enfrentamos al reto de conseguir que esta vez nadie quede atrás y que las personas en situación de vulnerabilidad puedan superar esta crisis social"

EAPN-ES entrevista a Francina Alsina, presidenta de la Taula del Tercer Sector de Catalunya

21/12/2020 | EAPN

Francina Alsina es grafóloga y experta en pericia caligráfica judicial y pericia grafo psicológica. Su vínculo con el tercer sector se remonta a más de 30 años atrás, cuando comenzó como voluntaria de la Fundación Arrels que ofrece apoyos a personas sin hogar, de la que aún sigue siendo voluntaria. También colabora con la ONG Yamuna. Durante 8 años fue la presidenta de la Federación Catalana de Voluntariado Social (2010-2018) y desde 2017 es la presidenta de la Taula del Tercer Sector Social de Catalunya. Actualmente también forma parte de la Comisión Permanente de la EAPN-ES.

Felicidades por la reelección en el cargo y renovación de sus compromisos como presidenta de la Taula del Tercer Sector ¿cómo afronta su nuevo mandato?

Lo afronto con la ilusión de cuando inicias una nueva etapa, pero lo cierto es que también con una gran responsabilidad, porque por delante nos esperan unos años muy duros por la situación social excepcional derivada del Covid-19, no será nada fácil.

¿Cómo definiría la nueva Junta Directiva de la Taula elegida en el cierre de este año de pandemia? 

Es una junta directiva que aglutina y representa la diversidad de las entidades sociales catalanas, formada por personas comprometidas 100% con los proyectos de la Taula y con muchas ganas de trabajar para el sector y esto es muy valioso, teniendo en cuenta que el reto que tenemos por delante es mayúsculo.

Defíname también en pocas líneas la foto de familia de la Taula en 2020 ¿a cuántas entidades representa, sectores, problemas y retos conjuntos?

La Taula cuenta con 34 entidades federadas que aglutinan más de 3.000 entidades sociales catalanas que ofrecen servicios y apoyos a personas en situación o riesgo de exclusión social en todos los ámbitos (pobreza y exclusión, inserción laboral, vivienda, discapacidad, salud mental, ocio educativo, enfermedades, drogodependencias, alimentación, etc.) y en todas las etapas de la vida (infancia y adolescencia, juventud, personas adultas y gente mayor). Justo ahora la “familia” se ha ampliado con la incorporación de AGIPCAT, la agrupación de entidades gitanas de Catalunya, lo que significa que, por primera vez, este colectivo tendrá representación dentro de la institución y que la Taula crece y se enriquece con la experiencia y los conocimientos de nuevos miembros.

En cuanto a los problemas y retos conjuntos. Es indispensable contar con una estabilidad presupuestaria que nos garantice poder continuar con los proyectos e iniciativas de transformación social que llevamos a cabo; pero también debemos seguir aplicando mejoras para ser organizaciones más eficientes e innovadoras; mejorar la capacidad de gestión, priorizando la digitalización, y reforzar la apuesta por la internacionalización del sector, un horizonte lleno de oportunidades para nosotras.

¿Cuáles van a ser sus prioridades como presidenta de la Taula del Tercer Sector para los próximos 4 años?

Como junta directiva nos hemos marcado tres retos: asegurar la salida a la crisis social generada por el Covid-19, sobre todo la de las personas que están en una situación de vulnerabilidad; continuar trabajando para fortalecer las entidades sociales catalanas, que en estos momentos se está demostrando de nuevo que son cruciales para miles de personas, y un tercero que sintetiza los otros dos, disponer de una ley del tercer sector social catalán, como ya hay en el País Vasco, Baleares o Castilla la Mancha. Tenemos el compromiso de la Generalitat de Catalunya y ahora debemos transformarlo en una realidad para que sea una de los primeros proyectos legislativos que se aprueben del nuevo gobierno catalán que surja de las elecciones de febrero de 2021.

Y en el contexto estatal ¿cuáles van a ser sus compromisos con la EAPN-ES?

Como coordinadora del grupo de trabajo de inclusión, mi compromiso e implicación sigue siendo firme porque, tanto la Taula como EAPN-ES, nos enfrentamos al mismo reto: conseguir que esta vez nadie quede atrás y que las personas en situación de vulnerabilidad puedan superar esta crisis social. Con un matiz importante, en esta ocasión, la salida tiene que ser diferente y como red no podemos permitir que se repitan los errores que cometieron las administraciones en la anterior crisis del 2008. Ahora estamos pagando con creces la falta de políticas sociales que fueran a la raíz de los problemas y que pusieran fin a una pobreza que es crónica, a una exclusión que se agrava y a unas desigualdades que cada vez son más patentes e injustas. Si la pobreza es una decisión política, nosotros debemos seguir ejerciendo una incidencia alta para que, quien tiene responsabilidades, las ejerza, exigiendo la valentía política y los recursos necesarios para fortalecer un sistema de protección social que, en los últimos años, no ha dado respuestas a las personas.

¿Qué Tercer Sector quiere para 2024, que es cuando finaliza este nuevo mandato?

Me gustaría que pudiéramos ser un sector aún más fuerte, reconocido y con más capacidad de incidencia para lograr la garantía de los derechos sociales, la receta indiscutible para superar los efectos de esta crisis sin precedentes.

Y tras este año 2020 tan difícil, díganos sus propósitos y deseos de Año Nuevo. 

Que la pandemia se haya controlado del todo porque, con cada nueva oleada, el impacto social empeora y las heridas en las personas más vulnerables son más profundas. Necesitamos ver el final porque esta incertidumbre, tan sostenida en tiempo, no nos ayuda.

BUSCAR