Visita nuestra página de Facebook
Visita nuestro perfil de Twitter
Visita nuestro Instagram
Visita nuestro canal de YouTube

¡Haz tu donación contra la pobreza!

INFÓRMATE

NOTICIAS

ENTREVISTA A ENRIQUE SANTIAGO, SECRETARIO DE ESTADO DE AGENDA 2030

"Nos hemos comprometido a sacar de la pobreza a más de 5 millones de personas en España hasta 2030"

27/07/2021 | EAPN - Actualidad

Este mes de julio el Gobierno español ha presentado los avances y desafíos pendientes en relación a la implementación de la Agenda 2030 en nuestro país, a través de un Examen Nacional Voluntario ante el Foro Político de Alto Nivel para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Durante dicho examen, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha presentado el Informe de Progreso 2021, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 8 de junio, con la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030 como eje articulador de los compromisos realizados por España. En este informe se resaltan aspectos como la necesidad de que la Agenda 2030 se convierta en la hoja de ruta para la reconstrucción tras la crisis agravada por la COVID-19. En este contexto, EAPN-ES entrevista al Secretario de Estado de Agenda 2030, Enrique Santiago, con el objetivo de profundizar en estas cuestiones.
 

¿Hay más utopía que metas realmente alcanzables en la Agenda 2030 y sus ODS? ¿Qué le podría decir a las voces críticas que hablan de que en la Agenda 2030 hay más teoría que acciones específicas para lograr los ODS?

La Agenda 2030 no es una utopía sino un compromiso político de enorme importancia para el futuro de la humanidad que hemos adquirido los 193 países que integramos la Organización de las Naciones Unidas. Contamos con los recursos, las capacidades y el conocimiento para materializarla. Ahora bien, es razonable que haya voces críticas que consideran que no se ha hecho lo suficiente. No podemos olvidar que, durante los tres primeros años, entre 2015 y 2018, el Gobierno guardó este compromiso en un cajón y tuvimos que esperar hasta el año 2018 para contar con un Plan de Acción que arrancase su implementación. Un Plan que, en todo caso, se concibió desde un inicio como un plan de transición hasta la aprobación de una Estrategia de largo plazo de carácter más integral. Por tanto, con la aprobación de la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030 el pasado 8 de junio creo que hemos cubierto un vacío que no podía dilatarse más. Hacer realidad los Objetivos de Desarrollo Sostenible es únicamente una cuestión de voluntad política y este Gobierno está plenamente comprometido con ello. De hecho, la Estrategia acordada contempla más de 160 medidas concretas a ejecutar.


¿Cuál es el grado de cumplimiento de los ODS en España? ¿En qué medida el cumplimiento de la Agenda 2030 se verá afectado por la crisis del coronavirus?

Es innegable que la pandemia global en la que seguimos inmersos va a tener un importante impacto en la Agenda 2030 a nivel global. Así lo han advertido distintos informes de las Naciones Unidas que también evidencian que ese impacto dependerá de la capacidad de los gobiernos para dar una respuesta suficiente que mitigue sus peores consecuencias. Con ese objetivo ha venido trabajando el Gobierno desde el inicio de la pandemia articulando todo un conjunto de medidas en clave de escudo social que han posibilitado que, por ejemplo, se haya retornado a los datos de empleo previos a la aparición de la COVID-19 que generó, durante las primeras semanas, la desaparición de casi un millón de puestos de trabajo. Creo que la experiencia que estamos viviendo nos deja un nuevo consenso social en torno a la importancia del Estado como garante de la protección social y de derechos y, desde esta clave, claramente alineada con lo que nos pide la Agenda 2030, debemos abordar la recuperación tras el impacto de la pandemia.

 

¿En qué medida la recién aprobada Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030 guiará la puesta en marcha de la Agenda 2030 en nuestro país?

La Estrategia de Desarrollo Sostenible es el marco de acción para avanzar hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2030 y por tanto el marco estratégico principal que guiará su puesta en marcha. Para ello, hemos comprometido ocho políticas aceleradoras del desarrollo sostenible que dan respuesta a ocho retos país, que son los desafíos que identificamos como prioritarios para hacer realidad la Agenda 2030. Retos como la precariedad laboral, pobreza y la desigualdad en sus distintas expresiones, la necesidad de fortalecer los servicios públicos y de garantizar el acceso efectivo a los derechos sociales. También compromete una acción decidida en materia ambiental y climática impulsando la transformación del sistema económico y productivo, así como actuaciones dirigidas al fortalecimiento de los servicios públicos, afianzando y generando nuevos derechos para no dejar a nadie atrás. También compromete que España refuerce su papel a nivel internacional para posibilitar que los ODS y los Derechos Humanos sean también una realidad fuera de nuestras fronteras.

Es una Estrategia fruto de un intenso proceso participativo que ha incluido a un muy importante número de actores, incluidas las entidades del tercer sector de acción social, lo cual ha posibilitado generar un amplio consenso social y político que va a ser fundamental para garantizar su impacto.


La Comisión Europea ha establecido una meta de reducción de la pobreza para 2030. Para España, esta meta se traduce en una reducción de dos millones de personas ¿Cómo esperan conseguirlo?

El compromiso de este Gobierno a través de la Estrategia de Desarrollo Sostenible es ir más allá de la meta de reducción de la pobreza establecida por la Comisión Europea. Nos hemos comprometido a reducirla a la mitad, en coherencia con lo que nos pide el ODS1, lo que significa que más de 5 millones de personas hayan salido de esta situación en 2030. Es, desde luego, un objetivo ambicioso que requiere continuar trabajando para mejorar los mecanismos de protección social, para garantizar de forma efectiva los derechos sociales, o acabar con la precariedad laboral y generar empleo de calidad diversificando nuestro modelo productivo, entre otras cuestiones como el papel que debe desempeñar la fiscalidad en la lucha contra la desigualdad y en la financiación de servicios públicos de calidad.


¿En qué medida otras directrices de carácter internacional, como el Pilar Europeo de Derechos Sociales o la Carta Social Europea revisada, pueden favorecer la consecución de los ODS en España?

Siempre es positivo que desde la Unión Europea se fijen metas cuantitativas para el conjunto de la Unión en el ámbito de los derechos sociales, como ha sucedido a través del Plan de Acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales. No obstante, a nuestro juicio la ambición de estas metas es moderada, sobre todo si tenemos en cuenta lo que señalaba anteriormente; es decir, que la Agenda 2030 nos pide reducir la pobreza a la mitad en los próximos diez años. Es importante, además, que las metas establecidas en el marco del Plan de Acción sean parte de los objetivos a los que dar seguimiento en el marco del Semestre Europeo. Ello contribuiría a reforzar su carácter prioritario tanto en las políticas comunitarias como en las del conjunto de los Estados miembro.

En cuanto a la Carta Social Europea revisada es, desde luego, un instrumento fundamental para la defensa de los derechos sociales y, por tanto, también para materializar la Agenda 2030. La decisión de este Gobierno de suscribir su Protocolo Adicional, abriendo el camino a su ratificación, constituye un hito fundamental para completar el sistema de protección y garantía de los derechos sociales y económicos recogidos en la Carta. Es una decisión coherente con el espíritu progresista y de izquierdas de este Gobierno que va a contribuir, sin duda, a la consecución de los ODS en España.


Diferentes entidades de la sociedad civil están reclamando al Gobierno que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que orientará los fondos Next Generation UE contribuya a garantizar el cumplimiento de los ODS y de la Agenda 2030 ¿En qué medida dicho Plan está alineado con las propuestas económicas, sociales y ambientales de la Estrategia de Desarrollo Sostenible para la consecución de la Agenda 2030?

Creo que es importante valorar que la respuesta de la Unión Europea a la crisis de la COVID-19 haya sido muy distinta a la respuesta dada a la crisis financiera de 2008, basada en políticas de austeridad con dramáticas consecuencias para la calidad de servicios públicos y, por tanto, para la población. Un impacto del que aún nos estamos recuperando. Por tanto, la inyección de 140.000 millones de euros supone un estímulo y una oportunidad para reforzar el camino trazado por el Gobierno de promover una reconstrucción impulsada desde lo público, que incentive una transformación y diversificación de nuestro modelo productivo anclada en los pilares de la transición ecológica y digital, pero que también sirva para recuperar derechos sociales y garantizar la estabilidad y calidad del empleo.

Las actuaciones e inversiones contempladas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España están a su vez recogidas en la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030. Lo que nos toca ahora es trabajar para que su puesta en marcha esté claramente alineada con los principios de la Agenda 2030 y contribuya a los objetivos que nos hemos marcado en la Estrategia de Desarrollo Sostenible. En esa tarea estamos.


¿Cuál debe ser el papel del Tercer Sector de Acción Social en favorecer el cumplimiento de los ODS?

La sociedad civil organizada tiene un papel clave en el cumplimiento de los ODS. Lo tuvo incluso antes de que la propia Agenda 2030 fuese aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, ya que gran parte de las preocupaciones que dieron forma a este compromiso internacional son el resultado de su lucha y trabajo de años. En ese marco, el papel del Tercer Sector de Acción Social es particularmente importante lleva años acompañando a personas en situación de especial vulnerabilidad y ello le permite conocer, de primera mano, la realidad social de nuestro país. Por tanto, su contribución y seguimiento cercano de las actuaciones que estamos impulsando en el marco de la Estrategia de Desarrollo Sostenible va a ser clave para garantizar que las políticas públicas no dejan a nadie atrás. También lo es para acercar este compromiso a la ciudadanía y promover no solo su conocimiento, sino también su implicación y movilización. Esto es fundamental para posibilitar un acompañamiento organizado y una contribución activa a su implementación.

BUSCAR