Visita nuestra página de Facebook
Visita nuestro perfil de Twitter
Visita nuestro Instagram
Visita nuestro canal de YouTube
Visita nuestro perfil en LinkedIn

EAPN-Flash.¡Suscríbete a la actualidad de la red!

¡Haz tu donación contra la pobreza!

INFÓRMATE

ACTUALIDAD

"La pobreza y la exclusión social deben erradicarse en beneficio del bien común"

EAPN-ES entrevista a Víctor Renes Ayala, quien ha recibido recientemente el premio EAPN de Participación a la Trayectoria para actuaciones a nivel individual

26/11/2021 | EAPN - Actualidad

EAPN-ES entrevista a Víctor Renes Ayala, quien ha recibido recientemente el premio EAPN de Participación a la Trayectoria para actuaciones a nivel individual, en reconocimiento de su experiencia y dedicación al fomento y promoción de la participación desde el ámbito social. El objetivo principal de estos premios es visibilizar buenas prácticas en materia de participación y reconocer a entidades y experiencias innovadoras que ayuden a la promoción de espacios participativos y a lograr la participación real de las personas en situación de pobreza y/o exclusión social.

Víctor Renes ha sido responsable del servicio de estudios de Cáritas Española y de la Fundación FOESSA, donde ha coordinado los informes de Cáritas  'Las condiciones de vida de la población bajo el umbral de la pobreza' y el 'V Informe FOESSA sobre exclusión y desarrollo social en España'. Además, ha participado en diversas redes del Tercer Sector de Acción Social, como la Plataforma de Voluntariado, y ha dirigido la Revista española del tercer sector (RETS)'.

¿Cómo ha cambiado la realidad social en todos los años que lleva en activo y por qué decidió dedicar su vida a este tema?

La realidad social que vivimos durante la década de los 80 y 90 tenía una perspectiva hacia la problemática social y era que ésta formaba parte de la agenda de la sociedad. Por lo tanto, tenía toda una serie de retos que el propio modelo social tenía que afrontar. En aquel momento la pobreza estaba en el debate público, y eso ponía encima de la mesa que la problemática social tenía que contemplar este aspecto.

Se ha producido un cambio social muy potente y muy importante, especialmente a partir de los 2000, y este tema se ha empezado a gestionar desde un cambio de perspectiva: la problemática social no está en la primera página de la agenda, sino en la cuestión del crecimiento económico, que logra ponerse por encima de todo lo demás y este es el enfoque dominante, según la cual el crecimiento es lo necesario para mejorar la vida de las personas. Pero cuando se plantea el tema distribución, en seguida aparece la sospecha. Antes todos estábamos de acuerdo con que la tributación tenía que cubrir cuestiones como la salud, la educación, etc. Hoy estamos en un contexto en el que las tesis neoliberales son como si fuese lo que debe ser, lo que está escrito en la naturaleza de las cosas. Creo que ahí hay un cambio demasiado grande.

Tenemos un problema grave de elevada tasa de pobreza estructural en España, de las más altas en la UE, lo que resulta insultante para un país que es la 4ª economía del euro. Con las gafas de sociólogo y el trabajo invertido toda su vida en la defensa de los derechos sociales ¿cómo crees podríamos revertir esta realidad? ¿Cree que hace falta mayor visibilidad?

La visibilidad de la pobreza estructural que hay en España y en el mundo es un elemento imprescindible porque si no pasa a la primera página de la agenda no hay manera de revisar nada. Si queremos una sociedad de todos los seres humanos, para que podamos convivir en sociedad, hay toda una serie de elementos imprescindibles que esa sociedad necesita, porque sino lo que vamos haciendo son sociedades a medida de las personas con poderes.

Si queremos una sociedad pacificada, donde sea posible la convivencia en la diferencia, necesariamente tenemos que generar condiciones para que todos puedan disfrutar de lo signifca "ser sociedad", donde todos los seres humanos se puedan desarrollar. Lo contrario genera sociedades agresivas, muy agresivas. Y lo estamos viendo a nivel mundial con las guerras continuas que tenemos, con los millones de refugiados y de inmigrantes económicos que hay hoy en el mundo. O nos damos cuenta de que la pobreza y la exclusión social no es algo que sólo padecen determinados grupos humanos, sino que es algo que revierte sobre la propia sociedad. En beneficio del bien común de todos necesitamos erradicarla.

¿Cree que hay en las administraciones públicas falta de inversión para analizar la realidad social?

Para analizarla y para actuar sobre ella. Una inversión de este tipo no se considera como una inversión sino como un gasto. Y es una inversión social que genera beneficios de todo orden: todos los seres humanos pueden contribuir a la sociedad y esto genera crecimiento económico. La crisis del 2008 y la crisis económica de la pandemia han significado recortes y más recortes para poder salir. Y la salida de la crisis ha significado contención del gasto. Pero para salir de una crisis hay que invertir en generar oportunidades de todo tipo.

Y en ese sentido, desde su perspectiva de analista ¿cuáles diría que son los problemas sociales prioritarios a atajar en el corto y medio plazo?

Un problema social prioritario es el empleo, ya que no es un bien productivo en sí mismo. Ahí hay un tema fundamental. También, hay que darle una vuelta entera al concepto de solidaridad social, pues se tiene una visión muy corporativista. El bienestar social implica que hay que mirar desde los últimos y desde ahí ver a toda la sociedad. Y al ver toda la sociedad ver todo lo que necesita para que realmente todos podamos seguir siendo sociedad en plenitud y en dignidad.

Y, por supuesto, cuando estamos mirando nuestra sociedad, que actualmente básicamente se define como la capacidad que tenemos de acceder a consumo, estamos generando toda una serie de grupos humanos que no valen para nada porque apenas tienen la capacidad de consumir. En este sentido, tenemos que cambiar la manera de enfocar pobreza y exclusión social. Porque ahora pobreza y exclusión social es el lugar donde hemos rechazado hacia los márgenes a una serie de personas y es necesario cambiar el imaginario colectivo.

Usted ha sido Vicepresidente de EAPN España ¿qué aporta una red de redes como ésta al análisis y seguimiento de las políticas públicas?

Una red como EAPN aporta una cosa que es imprescindible: desde una red tienes conexión con todos los puntos. La red no tiene un punto de principio y un final, sino que todos son conexiones entre todos, por lo tanto cualquier cosa que afecta a un punto concreto de la red afecta a toda la red. Esa imagen de red sirve para analizar el conjunto de la sociedad, que es sistémica, y es aplicable también para ver lo que son las propias entidades. Una entidad sola tiene un gran valor y una gran importancia, pero los objetivos y los fines que tiene esa entidad están interrelacionados e interconectados, como en la sociedad. Hay que tener una visión holística y retroactiva, integral y global: una red como EAPN tiene esas potencialidades. Intentemos hacerlo lo mejor posible para así poder influir en las políticas públicas e incluso en las intervenciones sociales que hacemos en los territorios desde lo concreto. EAPN tiene una gran virtud: poder tener una visión global de las políticas públicas desde la base, desde la práctica, desde las intervenciones concretas.

BUSCAR