Visita nuestra página de Facebook
Visita nuestro perfil de Twitter
Visita nuestro Instagram
Visita nuestro canal de YouTube

¡Haz tu donación contra la pobreza!

INFÓRMATE

NOTICIAS

En el mundo hay 250 millones de migrantes, que representan un 3,4% de la población mundial

Más de 150 países aprueban el Pacto Migratorio mundial de la ONU

La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN España) está representada en la cumbre por Juan Antonio Segura, miembro de la Comisión Permanente de Red

10/12/2018 | EAPN

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular de Naciones Unidas (ONU) ha sido aprobado hoy por más de 150 países que han asistido hoy a la conferencia intergubernamental de la ONU organizada en la ciudad marroquí de Marrakech.

La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN España) está representada en la cumbre por Juan Antonio Segura, director general de la Fundación Cepaim y miembro de la Comisión Permanente de Red.

Desde Marrakech, las entidades de la sociedad civil española presentes en el acto de firma del Pacto mundial, entre las que se encuentra Fundación Cepaim, apoyan sus objetivos y compromisos, reclamando a los Estados presentes su desarrollo. Nos recuerdan la centralidad de las politicas de integracion, afirmando que no son las personas migrantes quienes atentan contra los valores democraticos, sino la xenofobia, el racismo y la desigualdad.

La aprobación del Pacto fue por aclamación durante la sesión plenaria presidida por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, la presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, y Naser Burita, el ministro de Exteriores de Marruecos, país anfitrión de la conferencia.

El Pacto Mundial sobre Migración, acordado el pasado 13 de julio, es el primer acuerdo global para ayudar a aprovechar los beneficios de la migración y proteger a los inmigrantes indocumentados.

Se trata del primer intento para gestionar los flujos migratorios de forma integral y a escala internacional. El pacto se estructura en torno a 23 grandes objetivos. Entre esas metas, hay algunas genéricas como la cooperación para abordar las causas que motivan la migración o mejorar las vías de migración legal. Pero también hay compromisos concretos, como medidas contra la trata y el tráfico de personas, evitar la separación de las familias, usar la detención de migrantes sólo como última opción o reconocer el derecho de los migrantes irregulares a recibir salud y educación en sus países de destino.

Además, los Gobiernos prometen garantizar un regreso "seguro y digno" a los inmigrantes deportados y no expulsar a quienes se enfrentan a un "riesgo real y previsible" de muerte, tortura u otros tratos inhumanos.

El acuerdo no es vinculante y deja claro que cada Estado es soberano para determinar sus propias políticas en este ámbito. Hasta ahora, Estados Unidos, Austria, Hungría, Polonia, Estonia, Bulgaria, República Checa, Israel, Australia y República Dominicana se han desmarcado. Algunos han argumentado que es incompatible con su soberanía o que podría tener un efecto de incitación de la inmigración ilegal.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, también se ha declarado “muy decepcionada” y piensa que lo que pasa hoy es que muchos líderes, en lugar de dirigir y dar ejemplo prefieren mirar las encuestas para ver si la gente teme a la inmigración”.

En el mundo hay 250 millones de migrantes, que representan un 3,4% de la población mundial. Sin embargo, contribuyen un 9% al PIB mundial.

Los últimos datos de la Organización Internacional para las Migraciones muestran que en lo que va de año 3,341 personas han muerto o desaparecido en las rutas migratorias de todo el mundo, la mayoría en el Mediterráneo, donde 2133 personas se han ahogado intentando cruzar para alcanzar las costas europeas.

Próximamente, Guterres lanzará la Red de Migración que agrupará a todas las agencias de la ONU que tienen la migración como parte de su mandato. 

BUSCAR