Visita nuestra página de Facebook
Visita nuestro perfil de Twitter
Visita nuestro Instagram
Visita nuestro canal de YouTube

¡Haz tu donación contra la pobreza!

INFÓRMATE

NOTICIAS

Informe País de la Comisión Europea 2020

Bruselas reprende a España por sus elevadas tasas de pobreza infantil, empleo precario y desigualdad

Valoración de EAPN España del Informe País 2020 de la Comisión Europea

27/02/2020 | EAPN

La Comisión Europea ha dado a conocer este miércoles, país por país, la situación macroeconómica, financiera, laboral y social de la Unión Europea. Este Informe es un documento clave dentro del ciclo del Semestre Económico (mecanismo de supervisión de la Zona Euro). El contexto que señala la Comisión está caracterizado por la preocupación porque, después de seis años de crecimiento, el país no ha logrado superar los problemas macroeconómicos, de empleo y sociales que caracterizaron el período de la crisis.

La Comisión admite que el paro se ha reducido, pero señala que todavía hay muchas personas en situación de desempleo, así como que tienen dificultades para obtener un ingreso decente. España arrastra por tanto “debilidades estructurales”, un mercado laboral precario y una elevada desigualdad de rentas. La proporción de personas empleadas con contrato temporal es la más alta de la UE, con alrededor del 26%.

España también es uno de los países europeos más expuestos al cambio climático, que plantea importantes desafíos políticos para la gestión del agua y los residuos, la eficiencia energética y de los recursos, las emisiones y las energías renovables.

El Informe también señala la persistencia de los desafíos de cohesión territorial. Existen disparidades regionales en las áreas de empleo, educación, tasas de abandono escolar temprano, pobreza y desigualdad. España enfrenta problemas de envejecimiento y despoblación en las zonas rurales, así como presiones demográficas en las principales zonas urbanas.

Respecto a las personas en riesgo de pobreza o exclusión social, a pesar de que la tasa disminuye,  sigue siendo alta, especialmente para la infancia. Los desafíos del mercado laboral y el bajo impacto de las transferencias sociales en la reducción de la pobreza resultan en uno de los riesgos más altos de pobreza o exclusión social para la infancia en la UE. Se estima que los sistemas de rentas mínimas regionales solo alcanzan el 20% de sus beneficiarios potenciales en todo el país, con fuertes disparidades regionales. 

Los indicadores sociales que respaldan el Pilar Europeo de Derechos Sociales apuntan a una serie de desafíos. Aunque mejora, la tasa de empleo sigue siendo baja, incluso para las mujeres. Muchos jóvenes abandonan la educación de forma prematura o no tienen empleo, ni formación. Las transferencias sociales (con independencia de las pensiones) tienen un impacto limitado en la reducción de la pobreza, particularmente en la infancia.

La Comisión reconoce avances en las metas nacionales de la Estrategia Europa 2020. Considera que “España avanza hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”; concretamente, ha realizado progresos más evidentes con el ODS3 "Buena salud y bienestar". Hay mejoras moderadas en “una amplia gama de los otros ODS.” A pesar de esto, algunos de los indicadores son significativamente más bajos que el promedio de la UE (porcentaje de abandono escolar temprano, personas en riesgo de pobreza, investigación e innovación, percepción de corrupción, reciclaje de residuos municipales, degradación de la tierra y agua).

En el Informe de España de la Comisión Europea, el énfasis sigue situándose en los aspectos macroeconómicos, pero se advierte una creciente preocupación por la falta de logros con respecto a los compromisos relativos al Pilar Europeo de Derechos Sociales y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. 

En declaraciones tras la publicación del Informe País 2020, el presidente de EAPN-ES, Carlos Susías ha declarado que "los datos demuestran que es urgente la puesta en marcha de la Estrategia Nacional de Prevención y Lucha contra la Pobreza en España. Hay que operativizarla y dotarla de presupuesto".

En el marco de la Agenda 2030 y el Pilar Europeo de Derechos Sociales, Carlos Susías recuerda que el Gobierno ya tiene adquiridos compromisos en este ámbito. "Es urgente que nos pongamos a trabajar en unos presupuestos pensando en las personas, sobre todo en las que están en mayor vulnerabilidad. Pensar en estas personas es un elemento de desarrollo económico y social de España".

Respecto a la situación del empleo, Carlos Susías remarca que "la Comisión Europea nos está diciendo que necesitamos crear más empleo decente, dignificar los ya existentes y evitar que las personas con trabajo sean pobres. Asimismo, es necesario regular los ingresos mínimos de ámbito estatal".

Respecto a los Fondos Estructurales de la Unión Europea, Carlos Susías recuerda que "estamos en un momento importante en Europa, por lo que el mantenimiento de los fondos destinados a la lucha contra la pobreza y la desigualdad, es esencial para apoyar a las familias, para evitar, sobre todo, la pobreza monoparental e infantil".

Por último, el presidente de EAPN-ES también ha recordado que "el Informe País 2020 de la Comisión Europea está en línea con el reciente informe del Relator Especial de Pobreza Extrema y Derechos Humanos de la ONU tras su visita de estudio, que "dibuja un panorama muy preocupante para España".

No se puede consentir:

  • Que alrededor de un cuarto de la población y tres de cada diez niños, niñas y adolescentes malvivan y sobrevivan al margen de la sociedad.
  • Que la educación y la formación de una parte importante de la juventud no tengan la prioridad que requiere una sociedad transformada.
  • Que los salarios no permitan una vida digna para millones de personas.
  • Que exista medio millón de hogares sin ingresos y que los recursos públicos de apoyo no lleguen a la mayoría de estos.  

Necesitamos que los gobiernos central y autonómicos cumplan correcta y eficazmente con su misión de asegurar los derechos y garantizar el bienestar de la ciudadanía. Para ello, exigimos que dediquen (al menos) el 25% de los Fondos Estructurales de la Unión Europea a la inclusión social, de manera comprobable y transparente. Demandamos que se proteja adecuadamente al medio ambiente, previniendo los impactos del cambio climático, que seguramente recaerán en la población pobre y vulnerable. Es necesario dar prioridad a la lucha contra la pobreza, así como a la erradicación de las causas que la producen. Como señala este Informe, queremos una sociedad cohesionada, sin pobreza, ni exclusión, con alto nivel educativo y desarrollo humano, con una economía innovadora y sostenible, en un medio ambiente protegido.

BUSCAR